Hidrografía

 

La cuenca hidrográfica

La superficie total de la cuenca es de 17.048 km2 y su perímetro son 1.156 km. En su parte superior (Miño Alto) ocupa una extensión del 27 % del total de la cuenca. Los afluentes más relevantes en este área son el río Ladra y el río Neira. En Os Peares se da la confluencia del Miño con su afluente más importante: el rio Sil, con 7.983 km2 de cuenca hidrográfica (un 47 % del total de la cuenca del Miño) y de cuyos afluentes destacan: río Bibei, río Cúa, río Boeza y río Cabe. Aguas abajo de Os Peares (Miño Bajo), el Miño recibe las aguas de los ríos Arnoia, Avia, Tea, Coura y Mouro, entre otros.

Cuenca Hidrográfia río Miño

La parte española está gestionada por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), que además gestiona la parte española de la cuenca hidrográfica del rio Limia. La parte portuguesa está gestionada por la Agência Portuguesa do Ambientedentro de la Região Hidrográfica do Minho e Lima (RH1).

 

Subcuencas

La cuenca hidrográfica del río Miño cuenta con 301 subcuencas, además de las vertientes que desaguan directamente en el canal principal.  271 pertenecen a territorio español, 29 a Portugal y una es compartida entre ambos países, río Troncoso o de Barxas.

  • Zona Miño Alto: 88 subcuencasEn esta zona, las subcuencas con mayor superficie son río Ladra (887 km2) y río Neira (830 km2).

  • Zona Sil: 120 subcuencas. En si, el río Sil es la mayor subcuenca del río Miño. Descartando esta como sub-cuenca, aquí encontramos las dos mayores sub-cuencas, el río Bibei (1.558 km2) y el río Cúa (1.234 km2). 

  • Zona Miño Bajo: 93 subcuencas. Las mayores subcuencas en esta zona son el río Arnoia (742 km2) y el río Avia (669 km2).

 

De las 301 subcuencas, 49 de ellas se encuentran en el área internacional (CHIRM), 19 pertenecientes a territorio español y 30 a Portugal. 

Subcuencas del río Miño
 

Red hidrográfica

La red de drenaje de la cuenca es de tipo dendrítico, como las ramificaciones de un árbol. La ordenación es básicamente lineal, con valles alargados en los que se centra el río principal, que recibe numerosos afluentes por ambos márgenes.

El método de Strahler (1957) clasifica las líneas de agua según sus vínculos. Aquellas que no tienen afluentes (las nacientes) se les asigna un orden de 1 (1º orden). La clasificación aumenta cuando se intersecan dos líneas de agua con el mismo orden. Por ejemplo, dos líneas de 1º orden crearán una de 2º orden, dos líneas de 2º orden crearán una de 3º orden, y así sucesivamente.

En la cuenca del Miño existen vínculos de hasta 8º orden, el propio río Miño en todo su tramo bajo, desde su confluencia con el río Sil en Os Peares (Ourense).

 

En total, existen 23.276 km de líneas de agua. 

LOGO_WEBSIG copy-01.png
Powered by
PaisaSIGmo